Un miserable

Hola no tan estimado lector/a
Se que pasabas por aquí y de repente dijiste :
“Oh, un relato de ese minisimo/fantástico/maravilloso pelado Suau”!!!
Y si, estas en lo correcto, hay un nuevo relato.  Uno que para tu comodidad he dividido en 3 partes, las dos primeras están ahí para que si no conoces algo de mi mundo, al menos puedas imaginar como es. Pero que si son temas que ya te son familiares, te invito a irte directo a la tercera, el relato.
Eso si, en esta ocasión te sugiero que lo leas en un lugar que siempre ha sido una gran fuente de inspiración para mi, uno que ha hecho mi mente volar
y es este
Si, lo se, no luce como el lugar ideal para leer. Pero créeme, tiene su razón de ser, es de los pocos lugares en los cuales puedes percibir físicamente que tan buena fue tu lectura.
¿Como? muy fácil, solo has de hacer uso de la siguiente ecuación:
Esta es una ecuación  G A R A N T I Z A D A
Y ahora que he finalizado mi recomendación del día, continuo:

Partimos, tome asiento y traiga cotufas/cabritas, las papas fritas también pueden servir. Una bebida gaseosa  alta en azucares le traerá mas placer que esa vil copia con edulcorante, hágame caso y búsquese una antes de sentarse cómodamente donde ya he indicado

Introducción para no escaladores
La escalada es una actividad deportiva que se caracteriza por el ascenso de superficies -principalmente de roca- con cierto grado de inclinación, haciendo uso de manos y pies para avanzar sobre la misma. La actividad es considerada de riesgo debido principalmente a la acción gravitatoria sobre el frágil cuerpo del escalador, ya que si cae durante el ascenso, su cuerpo – atraído por la gravedad – se estrellará sobre la superficie horizontal mas cercana, lo que tendría consecuencias que pueden variar entre un susto, una/s lesión/es con distintos grados de gravedad o la muerte.
Para reducir el riesgo implícito que este deporte tiene, el escalador puede optar por el uso de una cuerda, la cual usada apropiadamente evitará que el escalador se estrelle contra el suelo. Ahora bien la cuerda por si sola no hace esa labor, es requisito que la cuerda pase por una serie de “anclajes”, ademas de requerir ser unida por uno de sus extremos al escalador, estando sujeto el otro a un “asegurador”. La misión del asegurador es darle cuerda al escalador para que este pueda avanzar por la pared, y frenar la cuerda en caso de que este caiga evitando que llegue al suelo.
Ahora bien como podrán imaginar la cuerda limita al escalador a ascender hasta donde alcanza la longitud de la cuerda, esto implica que si un escalador quiere escalar mas allá de la longitud de la cuerda -usualmente 60 metros- tiene que poder llegar a algún lugar -conocido como “reunión”-, normalmente con anclajes, en el que pueda colgarse, recuperar la cuerda y al asegurador, para luego repetir el proceso tantas veces como reuniones existan en la ruta. Esto se conoce como escalada de multi largo, porque se escala varias veces la longitud de la cuerda, tantas como “largos” tenga la ruta.
Y cuando ya ambos, escalador y asegurador, se han despegado del suelo, reciben el singular nombre de “cordada”. Que no es mas que dos personas, o quizás mas,  unidas entre si por una cuerda.
Introducción para quienes sabiendo que es la escalada, no conocen los términos “en solitario” y “free solo”
Ahora que hemos entrado en materia, podemos hablar de los dos temas que nos conducirán al  relato, la escalada en solitario y el free solo.
Ya he dicho que la escalada usualmente requiere de al menos dos personas, un escalador y un asegurador. Esto no es del todo cierto, esta que he descrito es la modalidad mas empleada porque se ha llegado a un nivel de técnica, habilidad y equipo que permite que dicha combinación sea la mas segura para el escalador, pero no por ello la única.
Hay ocasiones en que el escalador puede optar por prescindir por completo del asegurador, las motivaciones pueden ser varias, pero justificadas o no, tienen que ser sopesadas contra el hecho de que la ausencia del asegurador incrementa el riesgo de daño en caso de caída si no se maneja adecuadamente el conjunto de técnicas y equipo que permite manejar dicho riesgo.
Este tipo de escalada es considerablemente mas lenta en su velocidad de ascenso, ya que para lograr emular a un asegurador el escalador debe llevar la cuerda consigo, unirla a una reunión en su extremo inferior y darse cuerda solo a medida que asciende. Si escala una ruta multi largo esto le obliga a subir cada “largo” hasta la reunión siguiente, bajar a recuperar el equipo, liberar la cuerda y volver a subir.

Por último, el escalador puede prescindir no solo del asegurador, sino también de la cuerda, siendo esto lo que se conoce frecuentemente como Free Solo. Esta modalidad es la mas peligrosa, ya que la altura de caída se incrementa con el ascenso del escalador, haciendo que el peligro de lesión desaparezca para convertirse en una alta probabilidad de muerte. Es, por razones obvias, la forma de escalada menos frecuente entre quienes practican este deporte. Y es también la mas “libre” ya que al prescindir de cuerda, anclajes y asegurador, el escalador depende por completo de su habilidad para poder realizar la ascensión sin caerse, es un “todo o nada” que conlleva un fuerte compromiso entre su habilidad y su capacidad para evitar que el miedo se convierta en pánico. Es así mismo una de las modalidades de escalada que mas debate generan.

Terminada la intro. Vamos a la parte jugosa de este escrito que ya suma varios Flop flop en el baño.
Relato
Hace cosa de 1 semana, horas mas horas menos, me fui a escalar los 9 primeros largos -de un total de 10- de una ruta conocida como “Los Miserables” ubicada en la zona de Placa Verde, en las cercanías del pueblito de Baños Morales, el cual pueden encontrar en el cajón del Maipo, que ahí ya no es rio Maipo sino rio Volcán pero que da igual porque es a donde vas a llegar si sigues derecho, casi hasta el final, por el cajón que todos conocen como “del Maipo”.
En esta ocasión, no por vez primera, pero si después de mucho tiempo, fui a escalar solo conmigo mismo. No es algo que haga con frecuencia -si es que podemos llamar “frecuencia” a hacerlo cada 5-10 años- ya que es mucho mas grato ir acompañado, pero en búsqueda del santo grial del conocimiento autovalidado, decidí aventurarme en esta particular modalidad de la escalada.
Pero permitanme, como si pudieran evitarlo, aclararles mas el tema explicándoles mi propia clasificación escaladoristica:
En el mundo de la escalada las rutas tienen una graduación acorde a su dificultad, en particular en Chile la mas empleada en los alrededores de Santiago es la escala yosemitera, que a grandes rasgos se puede clasificar así:
5 5-> 5.9             Principiante o escalador indigno
5.10a->5.10d     Dignidad
5.11a->5.11d     Decencia
5.12a->5.12d     El mundo es mio
5.13a->5.13d     Que pasa perrito
5.14a->5.14d     SemiDivinidad
5.15a->5.15d     Divinidad u Olimpo
y segundo, contexto de lo anterior en la ruta:
Los Miserables es una ruta multi largos, con anclajes y reuniones fijas, de 10 largos de los cuales:
– 1 es decente, el último
– 2 son dignos, y
– 7 son indignos.
Ahora bien, la dignidad es variable, ya que dependiendo del largo, esta puede estar acotada a una parte del mismo, o extendido en la totalidad del largo.
Así que usando mi fantástica clasificación seria como sigue:
– largos 1, 2 y 3, indignos
– largo 4, digno casi en su totalidad, siempre y cuando quitemos los primeros 10 metros
– largo 5, digno solo en su primer paso, que puede indignificarse pasándose mas a la derecha
– largo 6, super mega indigno
– largo 7, mega indigno
– largos 8 y 9, indignos
– largo 10, decente al principio, para caer rápidamente en la dignidad mas digna después de sus primeros 10 metros.
Pues bien, heme yo allí yendo a escalar los miserables con harto equipo en la espalda, ilusión en los bolsillos (una barrita de cereal en uno y unos pañuelitos en el otro, que nunca salieron de allí, oh iluso de mi) y una pesada carga en el corazón, una que podría traducirse en “vas a necesitar pañales cabrito”
Mi plan original era escalar la mayoría de los largos en solitario, quería mejorar técnicamente y esta era una manera ideal de hacerlo.
Y por añadidura intentar escalar un par de largos fáciles en free solo, que al estar con anclajes fijos en prácticamente toda su extensión me permitían volver a la escalada en solitario rápidamente si me asustaba y arrepentía. Cosa que era muy probable que hiciera dado mi estado de animo del momento, porque verán, escalar asustado y en free solo no suelen ir de la mano.
Así que camine desde el auto, llegue hasta donde partía la ruta y  con mas resignación que determinación partí escalando justo después de un par de “¿estas seguro?” mentales.
Primer largo, parto a las 8am, es un largo fácil en el que tengo que hacer las primeras adaptaciones mentales del dia “estas solo, no te equivoques”. Llego a la reunión y me mando mis primeras y ultimas indecisiones del dia, no se si es mejor fijar la cuerda por un extremo o desde la sección que avancé para bajar hasta la reunión de partida. Decido que es mejor en un extremo y resulta ser la mejor opción, bajo a limpiar el largo y subo escalando.
Segundo largo, ya no estoy solo, y no, no es mi amigo imaginario. Llega una segunda cordada que empieza a escalar el primer largo cuando estoy partiendo en el segundo. Tardo un poquito en empezar porque tengo que redireccionar la reunión y el primer paso es un poquito expuesto. Luego ya estoy escalando, es un largo fácil que termino con mi primer susto breve del dia, un pie se me desliza levemente en un paso, lo que me lleva a preguntarme si realmente haré ese free solo. Bajo y pillo a uno de los escaladores en la reunión, me ayuda desarmando mis anclajes y me mando mi primer condoro del dia, se me queda un bolsito que tenia ahí colgado. Por suerte él era mas astuto que yo y me alcanza a avisar, así que después de unos “eres muy awevonao” dentro de mi cabeza, subo en dirección a la siguiente reunión.
Tercer largo, el mas largo, sin grandes problemas excepto por el segundo resbalón, fueron pocos centímetros sin llegar a perder el equilibrio, pero no me puedo dar ese lujo freesoleando.
Ya estoy completamente decidido, no freesoleare. Nada ni nadie podrá obligarme a hacerlo!!!
Vuelvo a bajar y veo que cada vez se demoran menos en alcanzarme, o intercambiamos los turnos en el 5to largo o veo la manera de acelerar el ritmo. Ademas que me estoy tardando 1 hora por largo y haciendo los cálculos no alcanzaré a hacer los 9 antes de las 4pm, que era mi hora de bajada programada.
Cuarto largo, a este le tenia algo de miedo porque es el de mayor dificultad sostenida, aparte del décimo, y donde realmente sentía que me podía caer.
Subo con delicadeza apretando el esfínter – es una acción necesaria cuando uno esta asustado y no ha llevado pañales – , logro bailar lo suficientemente bien para no caerme y aprovecho de usar la sesera y sobrepasar la reunión para anclarme justo arriba del único paso digno del quinto largo. De ese modo le dejo la reunión desocupada a la cordada que me pisa los talones, sobrepaso el punto crítico del quinto largo y si así lo deseo puedo hacer el free solo desde el 5to largo al 7mo , distanciandome de la cordada que me sigue, completando mi objetivo y así terminaba antes de lo calculado.
La confianza vuelve a mi, si no me he caído en la parte mas difícil, entonces es menos probable que suceda mas arriba en la parte mas fácil de la ruta.
Ya, yo creo que me atrevo.
Bajo nuevamente a limpiar la ruta y subo a lo que sera el siguiente nivel de dificultad mental.
Quinto largo, “bueno, llego la hora cabrito, ¿aperras con el free solo o no?”
Ok, demosle.
Cuerda a la mochila, apretada de cordones de las zapatillas, unas cuantas respiraciones, una sacada de brillo en la pelada y un par de minutos después lo único que me unía a la roca eran mis manos y pies.
Comencé el 5to largo mas esperanzado, total si ya había pasado la parte digna, solo me quedaba la indigna por delante. Bueno estimado/a lector/a, no era tan tan indigna, por un momento me estaba arrepintiendo -y empezando a llorar- hasta que me obligue a concentrarme en lo inmediato “ahí tienes un buen apoyo para el pie, úsalo”, “¿ese agarre para la mano de ahí esta bueno? ¿si? entonces dale”, solo así logré salir del bloqueo mental y empece a avanzar, primero lento, paso a paso, luego con mas confianza, hasta lograr moverme de manera continua. Hasta que casi sin darme cuenta había terminado el largo.
Sexto largo, pasada fácil pero fea, decido rodear la pasada normal por la izquierda y por arriba, para evitar la zona mas vertical de esta. Mis cálculos son correctos y resulta ser mas fácil y ligeramente menos expuesta, continuo hacia la derecha en dirección al 7mo largo.
Septimo largo, un manjar, escalada fácil pero bonita, en la mayoría de los pasos con pies y manos evidentes, pero lo suficientemente distanciados como para obligarme a bailar sobre la roca, pie aquí, cadera alla, mano por aca, un, dos, tres, cua…. lo mejor que pude sacar mi estrepitoso fracaso en las clases de salsa. Aca el ritmo tiene mas sentido, cinco, seis, siete y ocho!
Llegue a la reunión!!! felicidad infinita, casi 3 largos en free solo y todavía mi potito sigue encima de mis piernas, bien.
Octavo largo, se acabo el estar freesoleando, vengase el solitario. Aquí la escalada es mas irregular, consiste en superar “olas” de roca, logro sortearlas sin problemas y bajo a desarmar.
Noveno largo, me asusta un poco la exposición  del paso de oposición poco antes del final de este largo, pero logro superarlo, 3 anclajes mas y llego a la reunión. 3:15 pm = Hora de bajar.
Ningún incidente bajando, no bajo demasiado rápido, pero si lo suficiente para estar como a las 6 pm en el auto.
Me dirijo a las empanadas del Flako, en el intervalo le aviso a mi contacto CAU que ya no me morí.
Llega la empanada a mi mesa junto con mi primera y ultima depresión de ese día, no tengo con quien compartir la comida y conversar lo que acabo de hacer, extraño a mi cordada.
Presumo que tus cachetes no faciales están dormidos en este momento, sugiero que te levantes, ventiles un poco y salgas de ahí.
Cierre de la historia, aprendizajes y disclaimer.
Esto que referiré aquí es solo mi opinión, es una opinión meditada, autoanalizada múltiples veces y respaldada por varias horas escalando + varias horas leyendo manuales + varias horas practicando. Pero aun a pesar de ello falible y corregible en caso de encontrar mejores argumentos.
No soy un héroe, no deseo ser admirado, y menos aun imitado. Soy un escalador pajero, con guata y que hace esto como hobby. Comparto este relato para que otros puedan aprender de el, y que yo pueda divertirme un rato escribiendo.
La escalada en solitario es mas peligrosa que la escalada normal, y requiere un buen conocimiento de las técnicas asociadas, del equipo, y de tus limites como escalador. Es algo que solo debes hacer cuando tengas muchas horas escalando y desees ampliar tus conocimientos y habilidades técnicas, su utilidad en caso de accidente no es menor, si tu cordada pierde el conocimiento en un accidente de escalada, acabas de convertirte en escalador en solitario.
Y yendo al tema álgido, el free solo es una decisión personal altamente cuestionable, que requiere un excelente conocimiento de las propias limitaciones, de la ruta y sus dificultades, y una confianza que permita no caer en pánico. Todas ellas habilidades necesarias para manejarse en el mundo de la montaña. Pero que no recomiendo a otros obtener de este modo, esa es una búsqueda para la que cada quien debe encontrar su camino, este es el que escogí yo, nada mas.
En mi caso en particular superar estos retos mentales autoimpuestos me permite manejar otras situaciones de mi vida diaria, o dicho de manera mas poética “me permite luchar contras mis propios miedos, fracasos y demonios personales”. No es la cura mágica, pero ciertamente ayuda, al menos durante un par de días.
Pienso que este tipo de actividades me convierten en mejor escalador, me permiten apreciar mejor la vida y el hecho de estar vivo, y definitivamente, me permiten adquirir experiencias y conocimientos que después puedo traspasar a otros.
Y finalmente, no es muy entretenido ir solo, en serio. Es útil, es valioso, puede llegar a ser imprescindible como conocimiento técnico, pero en modo alguno es tan agradable como ir con tu cordada.
Si llegaste hasta aquí y no cambiaste de posición en el baño, gracias. Y como adivinaras, es hora de mirar lo que hiciste y validar la ecuación.
Y por cierto, de nada 🙂
Ahora andate, no estoy ni ahí con voh.