El rock del chiflado

Nunca comienzo asi mis relatos, pero esto me conmovio…… o eso quiero hacerles creer. Por primera vez en nuestra corta historia como club con pagina web funcional y asumiendo por vez primera mi papel de “editorsss” quiero destacar el relato de Leon Delano y Jose Luis Honorato.
Muestra que con un poco de esfuerzo y otro de ayuda del club, cualquiera de nuestros miembros puede ponerle empeño, lograr lo que se propone, y luego compartirlo para que otros al igual que ellos puedan vivir la misma gratificante experiencia (y conformense con lo de “gratificante”, porque las minas no se les tiraran encima por eso 😉 ).
aca a mi izquierda hay una lagrima de cocodrilo de la emocion, buena cauros.
Y ahora si que si, se viene el jugo resumido del fomingo pasado que titulare “el rock del chiflado”:
Y dice
1
2
3
cua…
tu tu pa
tutu pa
Tres tristes tigres
tu tu pa
tragaron trigo
tutu pa
en un trigaaaaaal (chillido metalero)

tu tu pa tu ru tu pa (solo de bateria)
pa pa pa
Tres “escaladores”
pa pa pa
a tres chiflados se metieron
tu tu pa
y puro jugo dieron
tu ru tu pa
hasta el finaaaaal (chillido metalero)

Chuta que mala la letra, capaz por eso no soy rock star. En fin, me tendre que conformar con los relatos.
Tres escaladores, tres Chiflados, cascos de mineros, y gente escalando por una chimenea hacia la luz no es parte de otra conocida y mundial historia. No, no son los mineros 34 al 36 que salieron por sus propios medios, ni los rescatistas olvidados y 3 con 3 no es 33. Asi que numerologos haganse a un lado y vayanse a este link que tiene un mundo mas real que el suyo.
Y ahora la esperada opera rock

Escena 1 – No es rojo todo lo que se ve

6 am – Santiago, pelado’s house (next to sistercitas house)
Los 3 simpaticos personajes de nuestra historia se reunen en el santuario suauistico local a fin de empezar su travesia a la roca del saber, al escarpado templo natural que une la tierra con el cielo……arsss
Rostros aguerridos, mirada desafiante, juventud intrepida y prominentes escotes. Era lo que contemplaban extasiados nuestros simpaticos personajes en las vallas publicitarias sobre ropa femenina (a esa hora no circulaban muchas feminas) mientras se desplazaban en su flamante vehiculo todo terreno camino a placa roja (que no es tan roja).
Casi tras 2 horas de viaje, pelambre y meditacion hormonal-trascendental, llegamos sanos y salvos a los pies de la placa roja.
15 minutos de caminata matutina, dos “cadenas” de avance mas una de jugo y comenzamos a rapelear hasta el traverse de la ruta.

Pelado – Yoooo les dijeeee que no era por acaaaaaaaa (en voz de baritono)
Nico – ¿Entonces por queee nos seguisteeeeee?  (en voz de soprano)
Tommy – yo no cacho naaaaaaa   (en voz de tenor con chillido metalero en contralto)

Nos pasteleamos, en lugar de llegar un poquito por encima de la 2da cadena, nos pasamos hasta la 3ra. Asi que la ofrenda a los dioses fue tirar a Tommy roca abajo para que encontrara la caracteristica fisura horizontal que conduce a la chimenea donde parte 3 chiflados.
Despues de su jugo direccional asegurando a Tommy, este logra encontrar la fisura horizontal y avanzar hasta lo que seria su primera reunion de verdad, aerea, en una pared casi vertical (bueno ya, 75°-80° no es para tanto) y a 80mts del suelo. No sabia si debiamos asustarnos nosotros o el, pero los pañales ya se preparaban para su primera recepcion.
Era fea, lo admito, podria haber escogido otra pero no, le gusto la fea y asi la dejo. La 1era reunion de Tommy no nos mataria pero al factor 2 claramente no le hacia, asi que despues de enconmendarnos a san peladito de la sueca amorosa, parte Nico a hacer el 1er largo de la ruta.

Intermedio – vayan a comprar las bebidas cauros

Verdad que uds creen que la placa roja es “roja”, permitanme (ja, como si me importara pedirles permiso) corregirlos. La roca es de un feo color gris, cubierto por un musgo de color anaranjado que mira al oeste, el cual podran ver por si mismos mandandose el pique hasta alla o viendo estas lindas fotos que nuestro fotografo contratado tomo.
Los 3 largos que recorren el tramo principal de 3 chiflados discurren a lo largo de una chimenea de roca facilmente distinguible en su cara principal. Para acceder a dicha chimenea es necesario escalar hasta un punto no bien definido que está entre la 2da y la 3ra cadena sobre la ruta “normal” o escuela, desde donde parte en forma no tan clara una fisura horizontal que una vez aparece es facil de seguir traveseando hasta el nacimiento de la chimenea, punto en el cual se puede armar la primera reunion.
La ruta se caracteriza por tener una dificultad sostenida que araña el 10a en un par de puntos variando entre el 5.6 y el 5.9 en el resto de la misma, tener reuniones aereas (uno cuelga de la reunion, por lo que es esencial armarla lo mejor posible, ponganse los pañales escaladores deportivos), ser bastante protegible con el equipo adecuado, ofrecer una vista maravillosa y ser uno de los mejores ejemplos de la escalada tradicional local. Ademas de estar razonablemente limpia (¿o creian que el casco era un lindo accesorio?)

Escena 2 – pa arriba es la cosa (atragantense esas bebidas mierd…)

DSC_9017

Nico termina su largo justo en la unica chapa metalica existente en toda la ruta (que creo puso Pablo Besser hace tiempo ya) y muy convenientemente arma ahi su reunion. Debia seguir yo, pero en funcion de la pedagogia  y de mi jugosidad  de ese día mande a Tommy a practicar su siguiente reunion sacando el 2do largo (meses de cateteo para que lo llevaramos lo hizo convertirse en el crash test dummy del dia).
El 2do largo (o 3ro si consideramos el traverse) es en mi opinión el mas bonito despues del que escale yo 😉 y dependiendo de donde se escoja poner la 3ra reunion, puede abarcar los 2 “crux” o tramos de mayor graduación de la ruta.

DSC_9040
Tommy lo saco impecablemente, exceptuando los 1200 años que tardo en armar su reunion, los 600 en avisarnos que habia terminado y los otros 200 en comenzar a recuperar nuestras respectivas cuerdas. Desempolvamos nuestras telarañas y empezamos a subir para contemplar la nueva obra maestra de Tommy; “el retorno de la fea”. Era una reunion 3 piscolas, no una 5 piscolas como la anterior, pero claramente sin el elemento alcoholico no aprobaba.
Puesto que nuestro distinguido cuerpo femenino dispone de varios congeneres del tipo cero piscola, cauras que ofrecen un exquisito masaje a la pupila. Hubimos de aclararle a Tommy pa donde iba la micro, y tras unas muestras de la curvilineidad en las cintas, el movimiento pelvico de los nudos y el cambio de luces en los mosquetones le quedo mas clara la cosa.
Bueno y despues de su rearreglo a la reunion me toca a mi el 3er largo, que si bien es mucho menos dificil que el resto de la ruta, no pierde belleza ya que cambia notablemente el terreno de juego. Un enorme monolito rocoso divide la salida de la chimenea en 2, como si de una cuña incrustada desde el cielo se tratase…..arsss
Asi que obliga a decidir cual puerta te gusta mas, la puerta numero 1 que se cierra mas arriba pero se ve mas protegible, o la puerta numero 2 menos dificil pero a la vez menos protegible.
Escojo la protegibilidad y parto, la chimenea es notablemente amplia y profunda permitiendome escoger entre la escalada de placa y la de oposicion, clasica  tecnica para chimeneas. Ya saliendo se va tumbando para coincidir con la penultima cadena de la ruta escuela y ofrecernos el resto del panorama visual que hasta ese momento la placa nos bloqueaba.
Lindo, lindo, lindo, ay se tapo.

Escena 3 – apurenla cauros

A lo lejos bonitas nubes de rapido crecimiento vertical se erguian sobre el morado y el san jose. Puesto que su familiar color grisaseo no predecia nada bueno, aplicamos compresion de cachete y nuestra pasada por la cumbre fue rapida y fugaz.

DSC_9075

DSC_9098

Bajamos haciendo sus varios rapeles, desempotrando la cuerda unas 2 o 3 veces y caminando hasta el flamante jeep. Para finalizar el dia en un puesto en el manzano, recuperando peso en base a empanadas de vacas veganas y jugo natural de cocacola recien exprimida.

Y peladin colorado, este cuento se ha acabado.

Gracias al club por el equipo prestado.

Y gracias a los integrantes de esta historia

Nicolas Moreno: Ingeniero fanatico de la montaña, la escalada y la fotografia. A él debemos estas fotos (a el y a su camara falica), pueden contratarlo para matrimonios, bautizos y despedidas de soltera (negociar con su celosa polola)

Tomas Torres: Aprendiz de matasanos, futuro proveedor de forenses y funerarias. Montañista y aspirante a escalador cuyo insistente cateteo nos permitio desempolvar los conocimientos y salir del escritorio

Claudio Suau: Distinguido y respetable pelado, puro, casto, timido y left hand virgin (de la otra no se acuerda). Escritor de esta no tan distinguida historia y a quien le resbalara sus opiniones de la misma 😉